Jóvenes denuncian persecución por autoridades del INJUVE

Jóvenes denuncian persecución por autoridades del INJUVE

Jóvenes se presentaron en las oficinas centrales de la Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos para denunciar atropellos que han recibido de parte de la administración en turno del Instituto Nacional de la Juventud.

Brenda Menjivar, trabajadora social quien es pasante de la institución, expreso que: "De forma personal he hecho una demanda donde estoy pidiendo que se investigue de oficio, la siguiente acción: se me está persiguiendo políticamente porque he decidido ser parte del movimiento organizado de los jóvenes pasantes del Instituto Nacional de la Juventud, del programa Jóvenes Todos, donde yo fungía como tutora. Me llamo la directora de Empleo y Empleabilidad, por vía telefónica para informarme sobre la cesación de mi pasantía, cosa que se puede hacer solo por cinco razones que lo establece el manual que rige el programa, ninguno de esos cinco comportamientos los cumplo yo". A pesar de la vulneración a sus derechos laborales la joven sigue trabajando y denuncia que actualmente se le debe dos estipendios por la realización de sus servicios profesionales. Los jóvenes además denunciaron el atraso en el pago de viáticos de los meses de mayo, junio y julio; acompañando de señalamientos sin fundamentos donde cataloga a los beneficiarios y beneficiarias de los programas como militantes partidarios.

La Unidad de Mantenimiento del Orden asechaba al grupo de jóvenes que se encontraban en las oficinas frente a la quinta avenida norte, a solo algunas cuadras del Centro de Gobierno. “Nos envían acá personal de la policía a hacer una mala inversión de recurso ¿Qué amenaza representamos para el nuevo gobierno?” expreso uno de los jóvenes.

Con la entrada de la nueva administración al ejecutivo, los programas que el gobierno efemelenista había implementado se volvieron un objetivo fácil para ejercer algún tipo de venganza contra el partido con el cual el Presidente de la República se convirtió en Alcalde de Nuevo Cuscatlan y posteriormente de San Salvador. Despidos, eliminación de programas de facto, así como el programa Jóvenes Con Todo, y la paralización de otros.